Mesa redonda “Asturias en Transición” de SOMA-Fitag-UGT, en Langreo

Nuestro decano, José Augusto Suárez, participó en la primera mesa redonda convocada por el SOMA- Fitag-UGT, «Asturias en Transición» para abordar los principales desafíos y oportunidades del proceso de descarbonización en la región.

Colminas en Asturias en Transición

Bajo el lema “Asturias en la Transición”, en esta primera mesa también participó el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández; el periodista Roberto Pato, en calidad de moderador; y Luis Ángel Colunga, vicesecretario del macrosindicato europeo IndustriALL Europe.

Nuestro decano en su ponencia diseccionó las tres singularidades que tiene Asturias en materia energética: estructura de energía primaria de Asturias, contribución al PIB y estructura de consumo final de la energía en la región; los retos que hay que afrontar en el cambio que conlleva la transición energética justa del modelo actual a las nuevas exigencias y compromisos medioambientales; y las fortalezas y oportunidades que existen en movilidad eléctrica, postminería, geotermia, energía eólica, e hidrógeno verde, así como el uso de gas natural en este proceso de transición con el aprovechamiento de la regasificadora de El Musel y la eólica marina flotante.

Al explicar la situación actual mencionó los cierres de la térmica de Lada y de Cangas de Narcea, ya que suponen una pérdida de generación eléctrica con carbón del 20% sobre la actual, lo que afecta al transporte ya que “el año pasado se produjeron 121.000 tránsitos entre el puerto de El Musel y las centrales de carbón”.

En cuanto a las oportunidades futuras señaló que la generación hidráulica ya está completamente explotada, por lo que quedarían dos vías principales para paliar la caída del carbón. Por una parte, la energía eólica, que ahora mismo tiene una potencia instalada de 518 MW, “que se puede llegar a triplicar”. En cuanto a la biomasa: “hay espacios y posibilidades para instalar proyectos de entre 50 y 100 MW de potencia, lo que además serviría para crear empleo en más sectores, como la reforestación, la tala, y todo lo que conlleva este sector”.

En su intervención también remarcó que “tenemos centros tecnológicos punteros en investigación que hay que integrar en la nueva actividad económica que surja de estas actividades”.

En el segundo acto, el presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal, afirmó que “se trata de una transición crítica para el futuro de la región, pero hay elementos para pensar que puede salir bien”. Asimismo, señaló que ya se está trabajando en un plan para transformar la central térmica de La Pereda, un proyecto “para hacer las modificaciones en la caldera y que pueda pasar a quemar otros combustibles, como es el caso de la biomasa, que encaja plenamente en la política de descarbonización”.

Por su parte, el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica; Enrique Fernández manifestó que en la Asturias en Transición “va a haber oportunidades y ya hay empresas que las están aprovechando de forma decidida” en sectores como las energías renovables, eficiencia energética, en el ámbito de la construcción o de la movilidad sostenible. En cuanto a la financiación que llegaría desde el Fondo de Transición que prepara la UE, el consejero afirmó que no se va a dejar escapar y que “vamos a defender por todos los medios que ninguna de las regiones que estamos en el origen de esta financiación vaya a quedar fuera”.

No Comments

Post A Comment